sos el individuo mas al pedo del mundo nùmero

16/11/11

401

No, no creo en el destino. Alguien dijo por ahí que creer en el destino es ser cobarde, y no estuvo tan errado (si, yo determino en este caso que no lo estuvo). El destino es la excusa perfecta para no hacerse cargo de lo que uno hace o deshace. Es la excusa perfecta para no involucrarse, el destino siempre tiene la culpa. Esto quita los méritos también en el caso de aspectos positivos. Esto demuestra que la gente me sigue rodeando, no me deja pensar, perdían. Volviendo al destino, uno es responsable de lo bueno y de lo malo, uno construye segundo a segundo, minuto a minuto, hora a hora, día a día, semana a semana, mes a mes, año a año, lustro a lustro, década a década, siglo a siglo, milenio a milenio. Aunque dudo de estas últimas dos aseveraciones, porque hasta ahora nadie vivió lo suficiente como para hacerse cargo de eso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡ SHH !