sos el individuo mas al pedo del mundo nùmero

24/5/10

201

Me detesto y te preguntarás por qué. Bueno, por darte la oportunidad de quererme y por mi lado, hecharlo todo a perder. No es que no te quiera, al contrario, te quiero. Tus mensajes me llaman y yo no se que decirte, no que hacer, porque siempre dije que no es lo mismo amar que querer. Te quiero, como un amigo por empezar. O quizás apenas un poco más. O quizás, sí te quiero pero.. siempre encuentro alguna excusa para evitarte. Cada vez que me lo pedis, te evito. Porque no quiero hacerte mal. Sacando el tema, no quiero salir lastimada por algo que quizás no este bien intentar. Sé que no buscas una noche conmigo y ya, vos buscas algo importante que quizás yo no tenga el valor de darte. Soy cobarde, muy cobarde. Y te doy toda la razón en ello pero me suena egoista jugar con vos. Porque podría hacerlo, pero no lo deseo. Aún así y todo, ya me veo pensando la idea de darte una oportunidad, quizás no porque quiera, sino por no matar tu ilusión y evitar alejarte de mí

23/5/10

200

Y si te vas yo te sigo porque confio en que sos mi amigo,
y que voy a confiar en que siempre vas a estar conmigo

199

- Debes creer que estoy loca
- Sì creo que estas totalmente chiflada..

- Pero te contare un secreto
-Las mejores personas lo estan.

19/5/10

198

¿Será que ni somos, ni estamos, ni nos pensamos quedar?

197

Lo que tú y yo necesitamos es un paréntesis. Un paréntesis que esté entre la mente y el corazón. (¿Dónde estás?, ¿Está ocupado tu corazón?, ¿En qué piensas cuando piensas en mí?)

11/5/10

195

Y lo peor es que ahora soy menos que unopor que la mitad de mi se fue en tu pecho
con ese vil comentario inoportuno

3/5/10

194

Las chicas me dijeron que la cena estaba lista, asi que decidì omitir cualquier comentario respecto del supermercado, de mi hija reemplazada y hasta de mi propio reemplazo, y me sentè a comer como si nada. Ñoquis, no me voy a olvidar que comimos ñoquis.
Poco despues de la cena decidieron que ibamos a bailar. Yo nunca quise salir con ellas, pero en este caso no tenia absolutamente nada que perder Me cambiè, me pintè, me arreglè y decidì que esa noche iba a tomar alcohol. Mientras consumian cervezas en cantidades inidentificables, yo empecè casi sin querer a convertirme en una alcoholica anònima llenando vaso y vasos de licor de melòn. Todavia recuerdo el gusto de ese licor y me siguen dando nauseas, es cierto.
Tomè tanto alcohol, que en media hora estaba en otro planeta. Lo llamè y tenia el celular apagado, le dejè mensajes diciendolè que por su culpa estaba borracha y que necesitaba que viniera a rescatarme. Nunca habia estado ebria en mi vida (sola, digo, sin su compañia). Sentia un malestar creciente desde mi garganta hasta mi estòmago o donde fuera que se alojan esas porquerias. Estaba realmente en problemas, tenia ganas de acostarme y dormir para siempre. No solamente habia sido abandonada y reemplazada, sino que tambien estaba borracha y perdida; supongo que no hay imagen mas patètica.
En el departamento teniamos una nueva huesped: otra Dolores (llamemoslà Lole) que tambien era compañera nuestra de la Universidad en aquel momento. Lole se dio cuenta de mi estado y me preguntò
- ¿Te sentis bien?
Le contestè que cualquier persona con medio dedo de frente hubiera sabido la respuesta sin preguntar siquiera
- Bueno, escuchame, es mejor que vomitès entonces
- No se vomitar - eso le dije. Y a decir verdad era una imagen mas desagradable que esta borrachera amorosa que tenia encima.
- Yo te ayudo, vamos al baño y te meto los dedos.
Ahora que lo pienso... ¡ què valiente fue loli ! Meterle los dedos a alguien en la garganta.. Argh... que desastre.. Hubiera preferido metermelos yo, claro, pero no sabia si me animaba ni tampoco como hacerlo
Loli lo hizo e instantaneamente , despuès de vomitar, me senti muchisimo mejor. Al vomitar experimentè una descarga que no habia sentido antes: flotaban entonces los ñoquis con licor de melon y muchas penas concebidas aquellos ultimos dias. De manera extraña, una accion desagradable me llevò a sentirme bien. Era como mi vida: estar con el, odiarlo, sus actitudes soeces y todo lo demas me llevaban a extramos inesperados de felicidad. Vomitar me hacia bien

193

Le dije que lloraba porque tenia mucho miedo de perderlo, de que esa fuera la ultima vez que hicieramos el amor.
"Gorda, nunca me vas a perder. Nunca".

Y esa año, no lo volvi a ver mas..

192

- ahorrate los comentarios